LA COBAYA BEBÉ

Las cobayas bebés, también conocidas como cuyos bebés, son adorables criaturas que requieren cuidado especial durante sus primeras semanas de vida. En este artículo, exploraremos los aspectos clave del cuidado del cobayo bebé, desde su nacimiento hasta su desarrollo temprano, para garantizar que crezcan felices y saludables.

La cobaya recién nacida

¿Cómo son?

Las crías de cobayo son extremadamente pequeñas al nacer, generalmente pesan alrededor de 60-100 gramos. Tienen el pelaje suave y cerrado, pero pueden ser desnudos o tener un poco de pelo.

Dependencia materna

Son completamente dependientes de su madre durante las primeras semanas de vida. Necesitan la leche materna para crecer y desarrollarse adecuadamente.

¿De qué se alimentan las cobayas recién nacidas?

Si estás cuidando a una cría de cobaya huérfana o abandonada, deberás proporcionarle una leche especial para cobayos, ya que la leche de vaca no es adecuada para ellos. Consulta a un veterinario de animales exóticos para obtener recomendaciones específicas sobre la fórmula y la alimentación.

¿Qué ambiente necesitan?

Mantén su entorno a una temperatura constante de alrededor de 22-24 grados Celsius. Proporciona un lugar cálido y acogedor para las crías, como una caja con una fuente de calor suave, pero asegúrate de que puedan alejarse de la fuente de calor si tienen calor.

El área donde se encuentran las crías debe estar limpia y seca para prevenir infecciones y enfermedades.

Crecimiento y desarrollo

A medida que las crías de cobayo crezcan, comenzarán a explorar su entorno y a comer alimentos sólidos (ver: alimentación de la cobaya bebé) a partir de las dos semanas de edad. A partir de las tres semanas, estarán menos dependientes de la leche materna.

Contacto mínimo durante los primeros días

Evita manipular en exceso a las crías de cuyos durante los primeros días, ya que pueden ser frágiles. Mantén las interacciones con ellas al mínimo necesario para cuidar de su alimentación y limpieza.

Socialización

Si tienes más de una cría de cobayo, es esencial que crezcan juntas y se socialicen desde una edad temprana. Los cobayos son animales sociales y pueden sentirse solos si se crían en soledad.


⚠️ Recuerda que criar y cuidar cobayos recién nacidos puede ser un desafío y requiere una atención cuidadosa. Siempre es aconsejable buscar la orientación de un veterinario con experiencia en animales exóticos para garantizar el bienestar de las crías y su madre.

¿Cuándo separar a la cobaya bebé de la mamá?

Separar a las crías de cobayo de su madre es un proceso que debe realizarse con cuidado y en el momento adecuado para asegurarse de que las crías estén lo suficientemente maduras y puedan sobrevivir por sí mismas. Por lo general, se recomienda separar a las crías de su madre cuando tienen al menos tres semanas de edad.

✍️Algunas pautas para determinar cuándo separar a las crías:

Edad: A partir de las tres semanas de edad, las crías de cobayo comienzan a ser menos dependientes de la leche materna y pueden comenzar a comer alimentos sólidos, como heno, pellets y verduras.
Peso y desarrollo: Además de la edad, el peso y el desarrollo físico de las crías son indicadores importantes para determinar si están listas para ser separadas de su madre. Deben tener un peso adecuado y un pelaje bien desarrollado.
Comportamiento: Observa el comportamiento de las crías. Si están explorando su entorno, comiendo alimentos sólidos de manera constante y mostrando independencia de la madre, es un buen indicador de que están listas para la separación.
Sexo: Si tienes crías de diferentes sexos, es importante separar a los machos de las hembras antes de que alcancen la madurez sexual, que generalmente ocurre alrededor de las 4-6 semanas de edad, para evitar la reproducción no deseada.

¿Cómo cuidar un cuyo bebé?

Alojamiento

Su lugar de refugio debe ser seguro y espacioso, de base sólida y no de rejilla.  Controla que no haya espacios por donde puedan escapar.
Evita las corrientes de aire y mantenla en un lugar tranquilo y libre de estrés.
Proporciona un refugio o escondite donde los cobayos puedan sentirse seguros.

Higiene y limpieza de su hábitat

Mantén el área de alojamiento de las crías limpia y seca. Cambia la ropa de cama regularmente para prevenir infecciones y mantener un ambiente saludable.

Socialización y estimulación

Interactúa con la cobaya bebé de manera suave y tranquila para fomentar la socialización y el vínculo humano-cobayo.

Cuidados de la salud

Supervisa de cerca la salud y el desarrollo de tu cobaya bebé, prestando atención a su peso, comportamiento y apetito.

Mantén un registro de su crecimiento y cualquier cambio en su salud.

Programa una visita al especialista para un chequeo inicial.

Observa de cerca a las crías para asegurarte de que estén desarrollándose adecuadamente y no presenten signos de enfermedad o debilidad.

Alimentación de la cobaya bebé

Durante las primeras semanas, dependen de la leche materna. 

Alrededor de las dos a tres semanas de edad los cobayos bebés generalmente comienzan a comer alimentos sólidos. Sin embargo, este proceso puede variar según el desarrollo individual de cada cría. A medida que se acerquen a las tres semanas, comenzarán a mostrar interés en los alimentos sólidos y a probarlos tímidamente
Es importante ofrecerles una dieta adecuada y equilibrada a partir de este momento. Los alimentos sólidos que debes ofrecerles incluyen:
Heno de alta calidad: El heno es una parte crucial de la dieta de los cobayos. Proporciona heno fresco y limpio en todo momento para ayudar en su digestión y mantener sus dientes sanos.
Pellets específicos para cobayos: Estos pellets contienen los nutrientes esenciales que los cobayos necesitan para crecer saludablemente. 
Verduras frescas: A partir de las tres semanas, puedes introducir gradualmente pequeñas porciones de verduras frescas en su dieta. Algunas opciones seguras y saludables incluyen hojas de espinaca, pimientos, pepinos, hojas de lechuga romana, entre otras. Introduce un nuevo tipo de verdura de uno en uno y observa cómo reaccionan las crías.
Frutas (con moderación): Las frutas son una fuente adicional de nutrientes y sabores para los cobayos. Ofrece frutas como manzanas, peras o fresas en pequeñas cantidades, ya que contienen azúcares naturales. Evita las frutas cítricas, ya que pueden causar problemas digestivos.
Agua fresca: Asegúrate de que siempre tengan acceso a agua limpia y fresca.

Desarrollo de la cobaya bebé

A medida que las cobayas bebés crecen, su personalidad y curiosidad comienzan a emerger. A partir de las tres semanas, puedes observar cómo exploran su entorno y empiezan a jugar entre ellos.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos y para fines de afiliación y para mostrarte publicidad relacionada con sus preferencias en base a un perfil elaborado a partir de tus hábitos de navegación. Contiene enlaces a sitios web de terceros con políticas de privacidad ajenas que podrás aceptar o no cuando accedas a ellos. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos.
Privacidad